¿QUIÉNES SOMOS?

Nos presentamos

El grabado, la caligrafía, la impresión tipográfica, la cianotipia —todas técnicas de larga data— nos pueden más y a su encanto nos rendimos. Los monogramas, los exlibris, los posavasos tipográficos, los carteles con letras dibujadas a mano, los herbarios personales, los afiches y libros compuestos con tipos móviles —todos objetos de otros tiempos— nos deleitan y a su fascinación por recrearlos en el presente nos entregamos.

Así somos en Buena Letra, y el plural es porque somos dos: Ariel Seoane —diseñador gráfico, docente y artista, realizador voluntarioso de cualquier idea que se le proponga, espécimen con un asombroso acervo de conocimientos arcanos y un talento especial para tomarse el tiempo— y Marisa Elizalde —traductora, docente y correctora de estilo, figura tan adicta a la palabra escrita que hasta letras colecciona, marisabidilla a mucha honra, con un ojo tan entrenado para pescar errores como para andar cazando belleza donde esté.

De la idea de conjugar estos cuestionables superpoderes y grandes amores nació el taller Buena Letra: una imprenta tipográfica tradicional dedicada a recrear técnicas clásicas vinculadas a la historia de nuestras profesiones y darnos el gusto de aplicarlas en la creación de productos contemporáneos con el encanto de la producción lenta, manual, perfectamente imperfecta. Y porque el disfrute siempre es mejor si es compartido, el espíritu de nuestro proyecto es el de un museo, pero vivo: las prensas, las letras de madera y metal, los clisés, las galeras, los componedores, los burros tipográficos, todo está ahí para aprender y usarse, para experimentar y crear, para jugar y compartir.

¿QUÉ HACEMOS?

Hacemos Buena Letra

Diseñamos y producimos arte y objetos gráficos; recogemos historias e investigamos sobre tecnologías de impresión del pasado; recuperamos y coleccionamos viejos equipos y máquinas de imprenta; organizamos talleres anuales, workshops y experiencias, y ponemos a disposición la tipoteca y las prensas para quienes comparten nuestra pasión por el arte tipográfico, la caligrafía, el lettering y todo lo que tenga que ver, justamente, con hacer buena letra.

¿DÓNDE ESTAMOS?

Taller
en un palacio

Buena parte de nuestra debilidad por lo antiguo, esa anemoia que nos caracteriza, quizás venga del propio entorno en el que vive Buena Letra: un palacio.

Construido en 1930, ejemplo del art decó, con su despliegue de materiales nobles y gusto impenitente por lo decorativo, el Palacio Durazno sorprende e invita —casi como que obliga— a crear. Tanto es así que hasta sospechamos que nos susurra esa nostalgia por otros tiempos, cuando los libros se componían con tipos móviles, los afiches se imprimían con grandes letras de madera, las cartas se escribían con caligrafía, las ilustraciones se grababan a mano…

El taller en el palacio es el marco en el que diseñamos con tipografía antigua, imprimimos artesanalmente y ofrecemos experiencias gráficas, en las que el edificio y lo que inspira, sin dudas, son parte de la experiencia.

Palacio Durazno

Palacio Durazno

Museo vivo de tipografía

El arte tipográfico en acción

A lo largo de los años, hemos reunido una importante colección de herramientas, materiales y equipos de imprenta, con lo que hemos conformado un pequeño museo tipográfico, al que damos vida a diario en experiencias gráficas y talleres de arte, así como en la producción de objetos y en la oferta de servicios de impresión artesanal.

letras de madera
La tipoteca

Nuestra colección de tipos móviles abarca más de cinco mil letras de madera y cientos de miles de metal.

letras de madera
Los equipos

Además de la Minerva tipográfica, contamos con dos sacapruebas, varias prensas manuales y mucho más.

Clisés de la colección
Los clisés

Hemos rescatado una importante colección de clisés, con bellísimos grabados e imágenes antiguos.

Shopping cart0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0